martes, 6 de enero de 2009

Olvidando

Mi estilo de vida se basa en el olvido. Dejo en el pasado todo, viviendo solo en el presente. evitando así comparaciones, meditaciones que no deseo. Olvidando los fracasos, y convenciéndome de que no necesito de nada ni nadie.
Pero, hoy me di cuenta de un pequeño detalle; al vivir en el olvido, caen por igual los malos recuerdos... como los buenos.
Sí, un detalle simple como ninguno. una falla visible desde cualquier perspectiva. Y sin embargo, para este modo de vida que tomé sin desear, una barrera inconsciente de mi cuerpo... fue imposible de ver.

Ya no quiero olvidar. Pues hoy, he recordado cosas que había dejado de lado. Cosas que me hicieron tan feliz en momentos donde no había más que tinieblas. Una alegría tal, que generaba luz para iluminar mi mundo entero.

Podré buscar aislarme del mundo todo cuanto quiera; pero, he de recordar que mi época más feliz en largo tiempo... fue cuando dependía de alguien. o mejor dicho, de un algo. lleno de alguienes.

Esto genera una nueva meditación, que pone al decubierto grandes defectos a mi modo de vida. vale la pena seguir permitiendo este olvido?

2 comentarios:

gamaki dijo...

Wow, como siempre una escritura hermosa y profunda. Me alegra haberte encontrado aquí tambien xD (o mejor dicho ke me hayas encontrado tu jaja xD) espero que sigas escribiendo, estaré al tanto de tus entradas n__n <3

Akasha dijo...

Profundo post, tremendamente interesante. Yo siempre he sido partidaria de cuidar todos los recuerdos, los buenos y los malos; al fin y al cabo, nunca mar tranquilo hizo buen marinero; son los fracasos, los tropiezos, los errores, los malos tiempos, los que más nos definen.
Me alegra haberte encontrado de nuevo, como siempre, es un placer leerte.
Un saludo,
Akasha_vampyr